Seguidores

sábado, 5 de diciembre de 2009

PAN PERDIDO CON HELADO DE VAINILLA




El pan perdido es como una torrija pero que no se reboza en huevo y se fríe, en algunos sitios también la llaman pan muerto.
Ingredientes
6 rebanadas de pan de molde gordas
1/2 litro de leche
200 grs de azúcar
una cáscara de naranja
una cáscara de limón
aceite de girasol
canela molida
Primero recortamos los bordes de las rebanadas y las partimos a la mitad, después calentamos el aceite en una sartén y freímos las porciones de pan, no mucho solo hasta que estén doradas, y las escurrimos en papel de cocina. Ponemos la leche con el azúcar y las cáscaras a cocer y cuando hierva apartamos del fuego y tapamos como si fuera una infusión. Ponemos el pan en una fuente colocado y añadimos la leche templada y colada, dejamos que se la chupe durante unos 15 minutos. Luego ponemos el pan con mucho cuidado de no romperlo sobre una rejilla para que escurra la leche que le sobre. Cuando ya haya escurrido le ponemos una cantidad considerable de azúcar en grano por encima y lo quemamos con un soplete de cocina hasta que el azúcar se caramelice y haga una costra y ya está listo. Lo ideal es servirlo recién quemado y acompañarlo de algo muy frío, a mi me gusta el helado de vainilla pero le pega cualquiera, y una salsa ácida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada